“Agrobiodiversidad, la base funcional de los agroecosistemas sustentables y resilientes”.

“Agrobiodiversidad, la base funcional de los agroecosistemas sustentables y resilientes”.

En el marco del seminario internacional: “Agroecosistemas: alimento, biodiversidad y resiliencia”, el Ing. Santiago Javier Sarandón de la Universidad Nacional de La Plata impartió la conferencia: “Agrobiodiversidad, la base funcional de los agroecosistemas sustentables y resilientes”.

Sarandón menciona que la biodiversidad aporta dos elementos esenciales a la agricultura: recursos biológicos (genes) y la generación funciones (servicios), paradójicamente la agricultura es la actividad humana que más impacto tiene sobre la biodiversidad. Actualmente más del 50% de los ecosistemas terrestres son agroecosisitemas.

La agricultura moderna se caracteriza por su gran uniformidad, pese que en el mundo existe más de 50,000 plantas comestibles, el 90% de la demanda de energía del mundo está satisfecha por solo 15 cultivos (FAO) y aproximadamente dos tercios de nuestro consumo calórico es provisto por solo 3 cultivos: arroz, maíz y trigo. (Kal Gruber, Nature 2017). Lo anterior solo ha sido posible con gran costo ecológico y social.

Bajo este marco Sarandón  menciona la necesidad de pasar de una agricultura insumo-dependiente a una agricultura sustentable y resiliente basada en procesos ecológicos, donde el recurso clave es la biodiversidad.

Algunos servicios ecológicos que proporciona la diversidad biológica agrícola son:

  • El ciclo de nutrientes, la descomposición de la materia orgánica y el mantenimiento de la fertilidad de los suelos.
  • La regulación de plagas y enfermedades.
  • La polinización.
  • El mantenimiento y la mejora de la fauna y la flora silvestres y los hábitats locales en sus paisajes.
  • Mantenimiento del ciclo hidrológico.
  • Control de la erosión.
  • Regulación del clima y absorción del carbono.

En este sentido el Grupo Autónomo para la Gestión Ambiental (GAIA), trabaja en integración armónica de los sistemas productivos y usos de suelo dentro de los territorios desde hace más de 20 años. En su quehacer el rol de la agrobiodiversidad en los sistemas de producción ha sido clave para la recuperación de paisajes. Desde el enfoque de la teoría de sistemas, esta diversificación aporta elementos donde la energía del sistema converge, se disipa y distribuye, en cuanto más grande sea el número de elementos, más eficiente será el mantenimiento de la energía y los elementos de apropiación y balance serán mucho mayores.

y tu que opinas de la agrobiodiversidad?

 

Un comentario en "“Agrobiodiversidad, la base funcional de los agroecosistemas sustentables y resilientes”."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *